Antonio Galbis es el fundador de la empresa primera empresa de Paellas Gigantes de España: Galbis Paellas Gigantes. La creó en 1980, el 15 de marzo de este año hizo su primera paella gigante en Guadassuar.

Muy pocas personas saben que el inicio de este nuevo proyecto fue por una apuesta con unos amigos en el País Vasco. Hoy, casi 40 años después el municipio valenciano de L’Alcúdia ha reconocido su trayectoria nombrándolo Hijo Adoptivo de su querida ciudad. Un reconocimiento a una trayectoria dedicada a la difusión de la gastronomía valenciana por España y por el mundo.

Antonio Galbis Hijo Adoptivo de L'Alcúdia

Antonio Galbis nacido en Alcoi el 11 de Noviembre de 1932, ha recibido este destacable reconocimiento tanto por su trayectoria como cocinero – experto en arroces y paellas- puesto que siempre llevó la gastronomía de su tierra como estandarte por todo el mundo, como por su labor como empresario valenciano y, sin olvidar, por su gran generosidad como vecino; colaborando con las distintas asociaciones del municipio, como él bien dice, ‘’en lo que faja falta’’.

Natural de Alcoi, la vida de Antonio Galbis siempre se ha encontrado estrechamente vinculada al municipio de L’Alcúdia. Su pasión por los fogones desde bien pequeño, heredada de su madre Doña Eulàlia Domènech, le hizo proseguir con el negocio familiar; tal y como hoy en día ha hecho también su hija Gema Galbis.

Fue en 1963 cuando inauguró el Hostal Galbis o “Bar del Serrallo”– nombre por el cual también se le conocía debido a la gasolinera ubicada justo en frente con el mismo nombre- un local sencillo en el cual Antonio ofrecía muchos de los deliciosos y tradicionales platos que había aprendido de su madre. Aunque en esos momentos comenzase a alcanzar cierta popularidad por la calidad de su cocina, el punto de inflexión puede situarse en 1966 cuando decide inaugurar el Bar Restaurante Galbis, en la Avenida Antonio Almela número 15 de L’Alcúdia. Es aquí cuando comienza una nueva etapa para Antonio que con la ayuda del periodista y entonces interventor del Ayuntamiento de L’Alcúdia, Lorenzo Millo, comienza a acercarse al mundo de la alta gastronomía; llegando a codearse con los grandes cocineros de su generación como Cándido (Segovia), Currito (Madrid y Santurce) o La Trainera (Madrid), entre otros. Es en este momento cuando L’Alcúdia comienza a sonar por los distintos rincones, no sólo de la Comunitat Valenciana, sino de España, debido a que el señor Galbis siempre ha presumido de pueblo.

La vocación y dedicación de Antonio Galbis por la cocina era tal que, en 1980, llevó al máximo su espíritu de superación. Fue entonces cuando creó la famosa empresa de paellas gigantes, Galbis Paellas Gigantes, con la que recorrió tanto la península como el mundo. Vecinos, selecciones de fútbol internacionales e incluso autoridades, han quedado desde entonces asombrados con sus deliciosas creaciones; por su tamaño y por su sabor.

En 1982, Galbis Paellas Gigantes sirvió 6.000 raciones de paella con motivo de la visita del Papa Juan Pablo II. En el año 1988, quisieron obsequiar a l’Alcúdia con 10.000 raciones en la Plaza Tirant Lo Blanc. Y en 2011, con la visita del Papa Benedicto XVI a Valencia, sirvieron 15.000 raciones. Todo un baile de cifras asombrosas para un humilde cocinero, que no hacen más que respaldar su gran don, profesionalidad y trayectoria.

Londres, Munich, El Salvador, Chile, Venezuela, Miami…Son solo algunos de los lugares en los que Antonio Galbis ha podido mostrar la esencia y riqueza de la cocina mediterránea; y especialmente la valenciana. Pero no ha estado nunca solo, todos los alcudians le han acompañado en sus andaduras a un lado y otro del mar. Tanto es así que en 2006 inauguró en su amada Alcúdia, el Hotel Galbis; una prueba de lo presente que tiene su tierra en todo momento.

Uno de los grandes hitos de su carrera profesional fue lograr un Récord Guiness de la paella valenciana más grande del mundo cocinando, en 1992, una paella para 100.000 personas en Valencia. Nueve años más tarde, en 2001, consiguió batir su propio Récord Guinness realizando una paella en Madrid para 110.000 personas.

Paella Valenciana Record Guines

Muchos lo señalan como un hombre de récord y no únicamente por su andadura profesional; también personal. Récord en profesionalidad, cariño a sus vecinos, humildad, predisposición…Son muchas las buenas palabras con las que los propios conciudadanos de L’Alcúdia se refieren al señor Galbis, tanto por los buenos momentos vividos en su restaurante, como por su siempre colaboración con las distintas asociaciones de pueblo; las Asociaciones de Jubilados, la Filarmónica Alcudiana, la Parroquia de San Andrés, el COTIF (Torneo Internacional de Fútbol Sub-20 de L’Alcúdia); etc.

Antonio Galbis Entrega Premio Amigos L'Alcúdia

Por todo ello, en reconocimiento a los méritos acumulados a lo largo de su vida profesional y personal, el Ayuntamiento de L’Alcúdia ha estimado conveniente distinguirle como Hijo Adoptivo del municipio. Todo un orgullo que seguro será recíproco, para el pueblo y para Antonio. Pues Antonio Galbis ha sido, es y será, un gran hombre; tanto o más como sus paellas.